jueves, 14 de febrero de 2008

¿Qué? ¿Amor?


Es bueno que el Amor tenga un día especial. Despertarse sintiendo mariposas en el estómago, un brillo incendiando los ojos, cuando la persona amada se piensa. Es hermoso estar enamorada, ser correspondida y que todo fluya en armonía perfecta hasta que la muerte nos separe.

Pero no seamos tan ilusas, el Amor es un engaño de Madre Natura, somos animales como las otras especies, la excepción es que andamos en dos pies y pensamos, nos proyectamos con una persona y todos los etcéteras conocidos. Lo cierto es que Madre Natura sólo espera que nos reproduzcamos para continuar la especie, el resto es adorno contemporáneo. Recordarán que antes los matrimonios eran por conveniencia económica, política o social y ¿El Amor dónde estaba?. ¿Desde cuándo el concepto Amor se dio entre una mujer y un hombre?. No hablemos de nuestros padres primigenios, no estoy segura si Eva estaba enamorada de Adán, lo que es claro es que era el único que había en ese momento.

Pero la libertad que hoy poseemos nos lleva a elegir con quien compartiremos nuestra vida. Sí, es bonito estar enamorada, sentir que esa persona despierta emociones, que podríamos reconocer su aroma sobre todos los otros aromas humanos. Sí, hace bien amanecer con alguien y encontrar en sus brazos refugio, comprensión, cariño.

Mas, la etapa primera del enamoramiento estoy consciente que es un espejismo, una ilusión. Tenemos en nuestra mente un ideal imaginario y lo proyectamos en la pareja, luego con el tiempo, esa ilusión se desvanece y aprendemos a conocerlo tal cual es. Ahora si lo aceptamos y continúan las mariposas en el estómago es porque estamos enamoradas.

Flores, tarjetas, chocolates, son indispensables para continuar con la magia del enamoramiento. Debemos recordar que los otros animales, siempre conquistan primero con diversas atenciones antes de copular. Así que atentos hombres, en la vida salvaje el macho es quien conquista y espera ser aceptado. No se duerman, porque como dice la canción “Cuidado amor, hay gente por ahí llorando soledad”. En todo caso feliz día de los enamorados a todas las ilusas e ilusos de este mundo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece un desatino de su parte andar, como tonta grave, tratando de darle pseudo-explicaciones a todo. En la vida no todo es explicable ni tiene por qué serlo. Tampoco en la vida todo es culpa de los "hombres", "machos", como usted desee llamarlos: usted transfiere sus trancas personales hacia una especie de venganza contra el sexo masculino, lo que resulta una posición muy cómoda para no mirarse a sí misma, que es donde, creo, y al leer los otros textos suyos, habitan los problemas y fantasmas que la hacen ser tan amargada y resentida. Además, sigue con esas tremendas deficiencias en la redacción, las que, en el caso de quien es escritora, son imperdonables. A un carpintero uno le exige que sepa usar bien el martillo o el serrucho, a un médico el bisturí, a un pintor el pincel y a un escritor, en consecuencia, lo mínimo que se le puede pedir es que sepa escribir bien, o sea, que sepa usar las herramientas con que trabaja.Por último, un comentario: usted dice "antes los matrimonios eran por conveniencia económica, política o social". Le pregunto, ¿y ahora? ¿Ya no es así? Recuerde usted que el matrimonio, en su propia concepción, más allá del amor y los sentimientos (que no tienen que ver con el matrimonio y existen entonces con o sin él), es una institución consumada vía contrato, por un lado, y/o vía sacramento, por otro, lo que en ambos casos implica situaciones de conveniencia matizadas con los discursos que usted quiera, pero lo concreto es que una pareja para casarse debe estimar, por un motivo u otro, "conveniente" casarse. Ahora sí lo último: NO PUEDE UNA ESCRITORA, ¡¡¡UNA ESCRITORA!!!, CAER EN COLOCAR UN PUNTO DESPUÉS DE UN SIGNO QUE YA CONTIENE UN PUNTO, COMO ES EL CASO DE LOS DE EXCLAMACIÓN O INTERROGACIÓN. NO PUEDE, SEÑORA O SEÑORITA, HACER ESTO: "?." ES EL COLMO, PORQUE ES ALGO BÁSICO, PERO ES UNA FALTA MÁS ENRE LAS MUCHAS QUE TIENE EN SU REDACCIÓN, SRA. O SRTA. "ESCRITORA". Póngase las pilas con un curso de redacción para que yo me fije sólo en sus textos y no me distraiga con tan mala, torpe, tosca redacción.
Esperando algún dí conocerla, Atte.,
LALO

profetabar dijo...

Estimado lalo, me podría enviar la dirección donde ud. estudió, Relájate lalo, tomáte un armonyl, y ya que critica con tanto y no deja pasar nada, no se como pudiste equivocarte en escribir la última línea de tu texto. Leete. Y el barro con el que me tratas de enlodar no me alcanza.

Ramona dijo...

Lalo, sinceramente me parece un desatino mayor andar como tonto obsesionado, tratando de encontrar la paja en el ojo ajeno. Te diré que es mucho más grave ocultarse en el anonimato para hacer tus críticas, lo único que se genera con eso es desconfianza entre nosotros. Además, quitas validez a tus planteamientos ya que, por muy bien que redactes, escribas y expongas tus ideas,me queda la idea que tu objetivo principal es sólo sembrar cizaña.

Atentamente Ramona

Kato Ramone: Los Rincones Oscuros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kato Ramone: Los Rincones Oscuros dijo...

Bueno, convocado a opinar, debido a un comentario de un tal "Lalo", que es igual a nada, me presento acá para llamar a la cordura, a la cordura loca que nos hace disentir. Disentir es bueno, pero no lo es en la forma en que lo hace Ud., don Lalo. Tal vez tenga razón en el fondo de su comentario respecto de la redacción; sin embargo, su comentario se ve empañado por el anonimato y por el recurso a juzgamientos personales que no son del caso. Por lo demás, aunque importante, la redacción no es lo FUNDAMENTAL en la escritura, sino que lo es la propuesta y la creación. Está lo importante, y la redacción por cierto que es importante e ineludible, pero está también lo indispensable y esto no es la redacción, que se puede mejorar y cultivar. Tal vez Ud., don Lalo, no tenga nada que decir y por esconder ese "no poder decir", usa la fuga en el menoscabo a un texto ajeno. Cuando leamos algo de su pluma, cuando por lo menos se atreva a mostrarnos valientemente un texto que se anime a someterse al escrutinio ajeno, ahí recién podré, si no justificar, por lo menos entender que se alce como el guardián del "bien decir". Personalmente, a la hora de compulsar el "bien decir" con el "buen decir", yo me quedo con el segundo. Sé que un texto no se juzga por las intenciones, buenas o malas, del autor, sino que se juzga el hecho concreto que es el texto entregado; no obstante, en esta ocasión, solidarizando con Silvia, apuntaré a la intención, buena intención de la escritora, y lo de la redacción queda en este instante en segundo plano. Acérquese a Silvia y hable con ella y apórtele si se atreve; si no lo va a hacer, mejor calle. A veces no hay mejor calle para la voz que el callar y en su caso parece ser así.
Haga y diga menos; escriba y critique menos. Sobre aludir a la persona de Silvia, evítelo y remítase a leer o criticar, mas desde la buena fe y no desde el ocultamiento y la cizaña. Creo que Silvia sacará lecciones de esto y estoy cierto que, con disciplina y rigor, subsanará (además para no toparse de nuevo con gente mala leche como usted) cualquier duda sintáctica que tenga, porque eso, insisto, es solucionable del todo; lo que ahora me pregunto es lo siguiente: ¿podrá Ud. solucionar los problemas que lo aquejan, será usted capaz de comprarse un espejo, capaz de mostrar que tiene trabajo y creación que avalen su inválida locuacidad? Porque estoy seguro que Ud. no tiene problemas de sintaxis, pero sí de otro tipo, de un tipo que no se soluciona aprendiendo a redactar. Es decir, lo de Silvia se puede solucionar, en corto plazo inclusive, pero lo suyo tal vez, y qué pena, no tenga remedio.
Mientras sea sólo "Lalo" y no alguien que muestre de verdad quién es, sólo será un personaje, un triste y solitario personaje de una novela de alcantarillas, y no una persona; será, en consecuencia, una "cosa", un "algo", y no un QUIEN al que escuchar.
Siga en su penumbra, mejor, y por favor no vuelva a dar luces (de cizaña) por estos lados en que sólo deseamos escribir con algo de paz. El que no quiera leer, que no lea; el que quiera criticar, que lo haga, pero "en buena". Saludos y un abrazo a Silvia.

Monopoesia dijo...

Vaya que cruel. Los comentarios y criticas constructivas son válidos, cuando se hace con respeto y sin menoscabar ni insultar a la persona que escribe, esto Profeta de Bares no es un anónimo, es una callada. Cálmese y los puntos póngalos donde quiera. Os confieso que en la red todo mundo está expuesto de esta forma, y en todo lugar existen personas que ensucian el vidrio ajeno.

Perla Duroc dijo...

y este bicho "lalo", ¿de dónde salió?

seguro es un escritor frustrado...

paciencia querida silvia