miércoles, 5 de junio de 2013

HASTÍO


Hoy fue un día normal de semáforos hirviendo
De dioses tirados en la calle
Respirando neoprén, o bencina blanca
De dioses bancarios ofreciendo crédito
Con 10% de interés anual y anal.
Hoy fue un día para amar
Pero el hombre estaba dormido
Y la tierra fue toda noche
Toda alarido
Y entré a un café
Y pedí una copa de vino
Y bebí lenta
Y me bebí al hombre
Y me bebí la tierra
Y me bebí la noche
Y me bebí un alarido
Y me bebí todo grito
Y amanecí huella digital marcada
en un caño oxidado y envejecido

apedreando las academias
con un poema en la mano
apedreando a los pacos
con un poema en la mano
apedreando al estado
con un poema en la mano
apedreando al sistema
con la vida en las manos.

9 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me encanta el desenfado de tus versos, con la emergencia de un dìa para amar, y lo paradojal, te lleva, finalmente a la protesta contra instituciones...que nos cargan con sus imposiciones. UN abrazo. Carlos

Lucrecia Borgia dijo...

El café es un buen lugar para reflexionar. El hombre es un ser social cuya inteligencia necesita para excitarse el rumor de la colmena...

abrazo

MAJECARMU dijo...

Gracias por tu visita, compañera de letras...Me gusta tu estilo directo y muy genuino...Con un poema nos enfrentamos a la luz de cada día...Y la luz nos reconoce y nos abraza siempre...
Mi felicitación por la belleza en la forma y en el fondo.Sobre todo por tu desgarrada sinceridad, que nos llega directamente al corazón.
Mi abrazo grande y mi ánimo.
M.Jesús

MORGANA dijo...

Amar el tiempo y beber la vida...una buena combinación.
gracias por tu huella.
¡¡Besos!!

elisa lichazul dijo...

el hastío en un estado de catarsis
nos permite indagarnos desde una perspectiva alejada

me gustaron las imágenes y el ritmo
sobre todo el final con esa reiteración del verso
le da una connotación y centro de atención al texto

abrazos y sé bienvenida a mi rincón
muchas gracias por tu huella

TORO SALVAJE dijo...

Apedrear con poemas es una terapia inmejorable.

Al menos a mí me sienta muy bien.

E intuyo que a ti también.

Sergio DS dijo...

El interés anal me ha llegado, sospecho que en realidad esos dioses bancarios del sistema sólo persiguen eso.

Amapola Azul dijo...

Intenso poema.

María dijo...

Gracias por dejar tu huella en mi blog que me permite venir de tu mano a conocer el tuyo.

Me ha encantado tu poesía, en un café se puede saborear, no sólo un café, sino una charla en buena compañía, o reflexionar.

Me quedo descubriendo más de tu blog.

Un beso.